Historia del Museo

Historia del Museo

La puesta en marcha de un museo de calzado era el propósito de muchas entidades desde hace decenas de años. Alberto Navarro el que fuera cronista oficial de la ciudad de Elda y fundador del semanario Valle de Elda, desde el año 1956 insistía machaconamente en la necesidad de crear un museo para conservar la esencia y los trabajos de la industria del calzado local. En el año 1964 con la apertura de la Feria Internacional del Calzado en su nuevo recinto ferial, el Diario Oficial de la FICIA lanzaba una invitación a la creación de un museo del calzado, incluso algunas personas entregaron zapatos para este fin. En el año 1967 y con motivo de la VIII Feria Internacional de Calzados, se expusieron en un estand los zapatos que se habían recibido bajo un rótulo que rezaba "Museo del Calzado", pero ahí quedaría todo, los zapatos se guardarían en cajas y se almacenaron, más tarde unas inundaciones y un incendio en el recinto ferial acabarían con ellos, de hecho ninguno de aquellos zapatos llegaron al actual Museo del Calzado. En el año 1973 en el Centro de Formación Profesional dependiente del Sindicato Vertical del antiguo régimen, se realizó otro intento de organizar un museo que tampoco prosperaría. En el año 1974, con motivo de otra inauguración del Certamen Internacional de Calzados y Afines, se puso la "primera piedra simbólica" de un museo de calzados, con otro nuevo llamamiento a la población para que aportasen objetos y zapatos, pero esta última iniciativa tampoco prosperaría.

Los trabajos artesanales y las piezas únicas que todavía existían relacionadas con el Calzado y su Industria corrían grave peligro de perderse, y con la desaparición de los zapateros manuales, también podrían desaparecer las técnicas artesanales que más brillantez han dado a las comarcas del Bajo, Medio y Alto Vinalopó.

Desde finales de los año 80 se iniciaron los trabajos de recogida y catalogación de enseres relacionados con el calzado. Los alumnos de Formación Profesional curso (1986-1987) dirigidos por el profesor de Tecnología del Calzado, José María Amat Amer, realizaron una labor de recopilación e investigación como fase previa a la preparación de una colección museográfica sobre el calzado. La iniciativa coincidía en el tiempo con el cierre de alguna de las industrias más antiguas de la zona, especialmente la empresa Calzados LUVI S.L. de Petrel, por lo que se pudieron recuperar gran cantidad de maquinaria ,zapatos y objetos pertenecientes a los comienzos de la actividad en el pasado y también con la marcha de Elda de los Certámenes Feriales del Calzado (1959-1991), por lo que la creación del Museo también era recoger las historia más brillante de las Ferias del Calzado y Afines en la provincia de Alicante.

El 17 de Enero de 1991 se firmó, en las dependencias de la alcaldía de Elda, un Convenio de Colaboración entre el alcalde - presidente del Ayuntamiento de Elda, Roberto García Blanes; el presidente de la Caja de Ahorros Provincial de Alicante, Francisco Rodriguez Valderrama; el decano del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos de Alicante y el iniciador y fundador del Museo del Calzado, para elaborar los estatutos fundacionales de la "Fundación Cultural Privada Museo del Calzado" donde se nombra director del museo a su fundador, que se aprobaría y firmaría ante notario el 15 de Enero de 1992, también en las dependencias de la alcaldía de Elda. 

                

 

El Museo fue inaugurado de forma provisional el 12 de diciembre de 1992 presidiendo los actos el Conseller de Cultura de la Generalitart Valenciana, y fue reconocido por la Consellería de Cultura, Educación y Ciencia el 24 de marzo de 1994. La titularidad y gestión de este museo corresponde a la Fundación Cultural Privada Museo del Calzado presidida por la primera autoridad municipal.

             

Dada la importancia que iba adquiriendo el Museo del Calzado, la Consellería de Industria decide financiar un proyecto eleborado por el arquitecto de dicha Consellería, para construir un edificio singular en parte de las antiguas construcciones que estaban abandonadas en lo que fue recinto ferial, para albergar el Museo del Calzado de Elda.

El día 4 de febrero de 1999, quedó inaugurado el actual edificio y el Museo del Calzado en su nuevo emplazamiento. Los actos fueron presididos por S.A.R. La Infanta Doña Elena, a la que acompañaron el Presidente de la Generalitat Valenciana y distintos Conselleres, entre ellos, los de Educación y Cultura y el de Industria, además de las autoridades provinciales y locales, asi como los representantes de todos los colectivos relacionados con el calzado y las industrias afines; también los representantes de entidades y asociaciones locales.

        Vídeo grabado por Tele Elda el día 4 de febrero de 1999 en el que se recogen escenas de la llegada a Elda de S.A.R. la Infanta Doña Elena y la inauguración del Museo del Calzado

             

     S.A.R. la Infanta Doña Elena recorriendo la sala de la maquinaria el día de la inauguración el 4 de febrero de 1999

El nuevo edificio consta de planta baja y cuatro plantas, de las cuales el Museo del Calzado ocupa el amplio hall de entrada y dos plantas con cuatro estancias y un total aproximado de 2500 m2.

                    

                                

                      Detalle de la fachada del edificio y el monumento que se levantó al zapatero en el año 1967 "FICIA al Zapatero"

Estamos ante un Museo que alberga a todo el sector,  quizás uno de los más importantes por la diversidad de sus contenidos.El Museo está organizado en cuatro secciones: Documentos-Archivo-Arte-Títulos;  Zapatos y Maquetas; Utensilios y Herramientas;  y Maquinaria,  referido todo ello a la Industria del Calzado y a la industria auxiliar desde su pasado conocido.A la vez que recupera los procesos de elaboración siguiendo las antiguas técnicas zapateras y fomenta todo aquello que suponga una aportación a la investigación del sector y que sirva de material docente para los investigadores interesados en el mismo.

                        

                                                       Vista parcial de la sala que contiene las colecciones de zapatos

La familia Aguado, la que iniciaría la fabricación de hormas en España y de cuya empresa saldrían los más importantes hormeros del país, donó una completísima colección de máquinas y utensilios únicos en el mundo. Esa sala recibió el nombre de "Colección Aguado" en honor a su fundador Isidro Aguado Aravid.

                      

                                           Vista parcial de la sala nº 1 donde se conserva la "Colección Aguado"

Las actividades que realiza el museo se enmarcan dentro de los objetivos de la fundación, divulgar y potenciar la industria del calzado en España. La creación del "Premio periodístico Luís García Berlanga" sobre el zapato femenino de calidad; la creación del premio a la "Mujer Mejor Calzada de España"; los certámenes nacionales de "Calzado Artesano"; los concursos para escolares "Calzapinta" y "Calzacuenta"; los premios de fotografía o la edición de la revista "CalZarte", además de la iniciativa de levantar los monumentos al "Zapatero y el Aprendiz" y el de la "Familia Zapatera" y las múltiples exposiciones temporales, son algunas de las actividades más sobresalientes que colaboran al prestigio del calzado español y del museo.

El Patronato de la Fundación Museo del Calzado, reunido el día 23 de febrero de 2015 acordó que el Museo del Calzado cambiase su denominación pasando a llamarse Museo del Calzado "José María Amat Amer" en honor a su fundador.