¿Sabías qué...

¿Pancho Villla se refugió en una fábrica de calzados?

En la última parte del siglo XIX, un español, Emiliano Arroyo, se instaló en la ciudad de Hidalgo del Parral, ubicada en el sur del estado de Chihuahua en México. Dicho empresario fue construyendo talleres adosados a su primitiva construcción hasta conseguir una gran factoría con un estilo tendente al Art Nouveau, en el que se producían miles de pares de zapatos y además contaba con un amplio estudio de diseño e incluso una zona destinada a la terminación de los curtidos de pieles. Una parte importante de los trabajadores de aquella ciudad, trabajaban para la industria de Arroyo que estaba ubicada en lo que es ahora la entrada a la colonia Talleres, en la calle llamada "Peña Pobre". Ese enorme edificio de mampostería pasaría a la historia de México y enlazaría también la propia historia de la industria del calzado del español Emiliano Arroyo que fabricaba los calzados con la marca "La Parralense".

En plena revolución de México, las tropas del general Francisco Villa, el 24 de marzo de 1912, tomaron la ciudad de Hidalgo del Parral y se asentaron en el lugar la tropa y la plana mayor de Pancho Villa. La fábrica y sus naves fueron puestas a disposición del famoso general que utilizó ese enclave como punto de actuación para sus proyectos de revuelta revolucionaria contra el régimen de Porfirio Díaz, prometiendo a los campesinos la devolución de las tierras injustamente arrebatadas durante la prolongada dictadura porfirista (1876-1911) junto con Emiliano Zapata.