¿Sabías qué...

En el año 1993 se institucionalizó el primer homenaje a los trabajadores de la industria del calzado

Fue el día 17 de diciembre de 1993, cuando en el salón de plenos del Ayuntamiento de Elda, se entregaron por primera vez unos diplomas a los trabajadores de la industria del calzado en el pasado. Se trataba de homenajear a trabajadores, cuyos méritos consistían en haber realizado sus trabajos para la industria del calzado, con dedicación y profesionalidad. Eran ancianos que en la última etapa de sus vidas, recibían el cariño de la ciudad a través del Museo del Calzado, que representaba a todas las instituciones del sector. Un premio que más adelante se extendería al resto de España y en el que se homenajearon a personas que realizaban los trabajos de esos oficios en cualquier zona zapatera del país. #museodelcalzado #semanadelaartesanía #premiostrabajadoresdelcalzado #Elda

De izquierda a derecha José María Amat, director del museo, Sebastián Fernandez, maestro artesano zapatero, Juan Capó Llopis, diseñador de calzado, Remedios González, maestra de aparado, Roberto García Blanes, alcalde de Elda y Roberto Bernabé "el sebo", profesor de zapatería e industrial zapatero.

 

Se tardaron más de dos años en recuperar la cartelería de las Ferias del Calzado de Elda

Para la sección de documentación del Museo del Calzado, era fundamental recuperar toda la cartelería que correspondiese a las distintas ferias del sector y también a las Ferias del Calzado. La cartelería correspondía a FICIA, FICC, MODATECC, EXPOCALZADO, PROMARCAS-FICC, SEMANA DEL CALZADO - MADRID, OFERTA NACIONAL DEL CALZADO -MADRID, entre otras. Por lo tanto la cartelería la componían decenas de carteles a color que nadie conservaba en su totalidad. Por lo tanto hubo que inicar, en el año 1990, una campaña de captación de carteles, campaña que duraría más de dos años hasta completar el 100% de toda esa cartelería del periodo en que se mantuvieron las ferias en el pabellón ferial de la ciudad de Elda. El trabajo fue muy laborioso y se visitaron cientos de fábricas de calzado y afines, particulares que podían tener carteles como recuerdo, almacenes de curtidos y naturalmente las instituciones de la FICIA. Observar hoy esa colección de carteles es muy aleccionador por la variedad de motivos y coloridos, pero también por los momentos de cabio que vienen marcados a través de los carteles. #museodelcalzado #cartelesficia #Feriasdelcalzado #FICIA #Elda

 

Los zapatos de tacón de aguja se inventaron en el año 1940

Aunque el tacón de aguja data del año 1940, hasta los años 50 no fue posible fabricar zapatos en serie con este tipo de tacón. Los "stilettos", como les llamaba Christian Dior en la presentación de la colección New Look, no verían la luz en Europa hasta que Roger Vivier en Francia y Salvatore Ferragamo en Italia, lo fabricaron en serie en el año 1950. Desde entonces el zapato elegante para vestir de mujer, era sinónimo de tacón de aguja. En Elda tuvimos, en los mismos años 50, a un fabricante que los elevó a la categoría de "obra de arte", con sus modelos de "pala vega"; ese empresario fue Roberto Bernabé "el sebo". Su obra maestra se conserva en el Museo del Calzado de Elda

                                        

.                                               Zapatos fabricados en 1950 por Roberto Bernabé "el sebo"

En el año 2002 se entregó al museo la replica de "los zapatos más caros del mundo"

En el año 2002, en la gala de la entrega de los Oscars, el diseñador Stuart Weiztman presentó sobre la pasarela de Hollywood, los "zapatos más caros del mundo", se trataba de unos zapatos descubiertos (lo que llamaríamos sandalias de bottier) que tenían una planta interior de platino puro y 464 diamantes redondos y de pera engarzados a la pala y a las correas, con un valor estimado de un millón de dólares. Esos zapatos los calzó una actriz mexicana que era la musa del director de cine David Linch y la actriz tenía por nombre Laura Elena Harring. Ese mismo año Stuart regaló al museo de Elda una réplica de ese calzado, la única diferencia era que los diamantes de pera y redondos, habían sido sustituidos por piedras Swarovski, conservando la plantilla interior del mismo platino que la pieza original.

                                  

                                   Los zapatos más caros del mundo entregados al museo del calzado por su creador

El Museo del Calzado creó la Academia del Tacón de Aguja

El día 29 de julio de 2003, y tras varios años trabajando este tema con Luís García Berlanga, se firmó ante notario la escritura de constitución de la "Academia del Tacón de Aguja", uno de los "sueños" de Berlanga que ahora se convertía en reralidad. Los constituyentes de la Fundación fueron: Luís García Berlanga que sería el presidente, Teresa Jover que trabajaba para la creación e impulso de proyectos en el Museo del Calzado, Belén Puche gerente de la firma "Paco Herrero" que aportaría los seis mil euros a los que ascendía el capital social, y José María Amat director del Museo. El patronato de la Fundación Museo del Calzado, aprobó el día 29 de julio de 2003, que la sede social de la nueva Academia del Tacón de Aguja, tuviese su sede en las mismas dependencias del Museo. Entre sus fines figuraban las de "promover actividades para ensalzar y propagar el zapato de tacón alto en todas sus manifestaciones.; colaborando en cuantas actividades fuesen de interés para promocionar también el Museo del Calzado".